folder Filed in Activismo, Anarquia, Medio Ambiente/Ecologia
¿Qué es la ecología radical? (Thierry Sallantin)
comment One Comment

2015-12-16_022304Thierry Sallantin es un militante de la ecología radical, etnólogo y etnógrafo. Ha viajado y participado en la vida de los Tuaregs en África, de poblaciones tradicionales y neo-rurales de valles aislados de los pirineos y sobre todo de los pueblos autóctonos de Amazonia (Guyana Francesa) donde se confrontó directamente al problema de los explotadores de minas auríferas. Hoy articula una síntesis antropológica que integra la situación global de la biósfera, la ruina del extractivismo y las grandes extinciones.


Thierry Sallantin, militante ecologista desde el colegio (1967), propone el nombre de “Verdes de rabia”, para aquellos ecologistas que no han aceptado jamás a comprometerse con un partido de gobierno partidario del “siempre más”: ¡ese conservadurismo de izquierdas como de derechas, que conserva la adoración de la palabra “crecimiento”!

Militante anti-comunista y anti-capitalista ya que anti-sociedad-industrial, este ecologista no quiere fabricas, sean de ¡izquierdas o de derechas!. Se exclama en uno de sus artículos del sitio “Agoravox”: “¡Viva la pobreza!, ¡Abajo la riqueza!, ¡Abajo la miseria!, ¡Viva el desempleo!”, inspirándose de los libros de Majid Rahnema y Alberto Acosta y de la noción del “Buen-Vivir” de los Indígenas de los Andes que impugnan el “desarrollo”. Porque el “desempleo”, etimológicamente significa “hacer la pausa en las horas calurosas del día” (del griego “Kaust” = calor), y por ello : ¡abajo el asalariado!. Porque este supone una obediencia indigna a las basuras de los jefes, una sociedad insoportable ya que altamente jerarquizada. ¡Justicia social!. Si, pero con un nuevo sentido de la palabra “igualdad” : ¡todos pobres, felices en la modestia y la convivencia tranquila, el reparto y la vida simple y no “todos ricos” puesto que eso acarrea un estilo de vida a fuerte huella ecológica!. Vida sensata, juiciosa, donde todo se fabrique a mano :

 

¡Viva el “artisanalismo”!


¡Abajo el industrialismo!
, el cual es incompatible con el urgente regreso a los 280 ppm (partes por millón) de CO2 en la atmósfera [NdT : leer “El nivel atmosférico de carbono acaba de llegar al punto de irreversibilidad”] : si continuamos con un tipo de sociedad que demande demasiada energía,estaremos caminando rumbo a una transformación radical del clima y de forma irremediable durante los próximos 500.000 años : fuente ; los dos libros de Clive Hamilton: “Requiem pour l’espèce humaine” (Requiem por la especie humana) y “Les apprentis sorciers du climat” (Los aprendices sortilegos del clima) y mis discusiones con él durante su paso por Paris.

Abajo todas las sociedades devoradas por la locura, por la búsqueda de la grandeza, la desmesura, esas sociedades que bajo el solo pretexto del “poder” la “potencia” dan a luz a estructuras jerárquicas sobre la más amplia superficie posible, fundadas en conquistas aborrecibles de pequeños pueblos los cuales sólo pedían continuar a vivir tranquilamente : leer de James C. Scott “Zomia” (Seuil, 2013): “ejemplos de resistencias a los imperios chinos, birmanos, jemeres” (o Khmer de Camboya)… (No solamente existe el occidente como ejemplo de delirio de desmesura).

Ecologistas radicales : las y los que remontan a la raíz del problema.

 

Raíces ya atestiguadas hace 6.000 años con las primeras ciudades en Mesopotamia donde los arqueólogos detectaron la aparición de las primeras locuras de la grandeza, esas primeras sociedades demasiado numerosas, resultantes de las guerras y de la sumisión de los vencidos, del poder exorbitante de príncipes cuyo orgullo y desmesura (del griego “Hubris”) se tradujeron por “grandes monumentos inútiles” (“Grands projets inutiles et imposés” “Unnecesary imposed megaprojects” o “Mega-proyectos inútiles e impuestos” ¡hoy!) : esas torres llamadas “zigurats”. ¡Siempre la misma farsa de los ricos desde hace 6 000 años!.

No debemos ser como ATTAC por un “Alter capitalismo”, ni querer “otra civilización”, una ¡“alter civilización”!. Todas esas palabras con “alter”: indicios del pensamiento[…]alterado (¡fue idiota haber inventado el “alter-mundialismo”… y porqué no una “alter pena de muerte”, ya sabe, ¡lo bio (la alimentación biológica) y el comercio justo!)

El concepto de “civilización” ha sido inventado en 1756 por Mirabeau: los europeos inflados de orgullo se decían “civilizados” respecto a sus débiles que (claro) debían ser colonizados: los salvajes, que será además el razonamiento de Léon Blum el 9 de Julio de 1925 (para justificar la represión en el Rif, en Marruecos, contra la valiente resistencia dirigida por Abd El Krim: Blum decidirá enviar allí el héroe de Verdun: ¡el mariscal Pétain!):

“amamos demasiado a nuestro país para negar la expansión de la civilización francesa. Admitimos el derecho y hasta el deber de las razas superiores de atraer hacia ellas las que no han conseguido el mismo grado gracias a los esfuerzos de la ciencia y de la industria”

Reconocemos casi las mismas palabras en Jules Ferry en 1885 para ¡justificar las colonizaciones en Indochina y en África! Y también en 1952 Félix Gaillard, secretario de estado a la presidencia (para justificar la industria atómica), explicará que las naciones que no seguirían la vía del desarrollo gracias a la física atómica serian en 25 años:

“tan atrasadas frente a las naciones nucleares como lo son los pueblos primitivos africanos hoy frente a las naciones industrializadas”…

Hoy con el retroceso adquirido gracias a la toma de conciencia de la situación suicida a donde lleva la modernidad, sabemos que la “civilización” fue desde su comienzo un proyecto absurdo y que los pequeños pueblos modestos, equipados técnicamente de lo estricto mínimo, eran los que tenían razón… Y además, en estas sociedades, la noción de “trabajo” no existe (leer de Marshall Sahlins “Age de pierre, âge d’abondance” (“Era de piedra, era de abundancia”) y el articulo de Jacques Lizot publicado en la revista LIBRE n° 4 (Payot 1978) sobre la economía de las sociedades primitivas: el ejemplo de los Yanomami). Y pensar que esas sociedades (que habían encontrado las claves de la felicidad, el progreso en el verdadero sentido del término) mataban de risa a los orgullosos europeos descubriéndolos bajo los trópicos o más allá del Ural, en Asia del Norte o hasta el otro lado del atlántico… divirtiéndose tratándolos de ¡“primitivos”, de “salvajes”, de “atrasados”!

2016-06-11_131701

Descolonizar el imaginario es salir de una buena vez por todas de ese prejuicio de superioridad de los colonizadores, abandonando el viejo vocabulario que justificaba la expansión colonial.

Desde entonces los ecologistas radicales dicen:

¡Abajo la civilización! ¡Viva el salvajismo!

Vivan las múltiples “silvilizaciones” (del latín “sylva”, el bosque); abajo la “civis”, la ciudad, ¡lugar de amontonamiento humano y de explotación de las poblaciones campesinas circundantes, de las cuales depende la ciudad para su alimentación!.

Abajo el desarrollo, viva su contrario: ¡el envolvimiento!

Para la noción de “desarrollo” ver en Agoravox el artículo: “Conferencia internacional de Rio sobre el medio ambiente: “Le developpement durable, c’est le problème, pas la solution” (“el desarrollo sustentable, es el problema, no la solución”), así como “Marre des économistes” (“Hartos de los economistas”) y “l’art de traduire sustainable development” (“El arte de traducir ‘desarrollo sustentable’”), todos escritos por Thierry Sallantin.

Solidaridad con los pueblos pequeños que todavía tienen el saber y la experiencia de la vida tranquila y autárquica. En el último recuento, hablan 6.900 lenguas diferentes, pero por doquier la etnodiversidad está amenazada, sea directamente: genocidio; sea indirectamente, etnocidio…

Es de ellos que los ecologistas radicales pueden inspirarse para redescubrir el arte de los estilos de vida a baja huella ecológica, el arte de constituirse en micro-sociedades de talla humana, donde todo mundo conoce a todo mundo y donde las estructuras jerárquicas están fuera de juego, ¡indecentes¡. Con la agricultura moderna en Estados Unidos: Se invierten 7.4 calorías para cosechar 1 sola (fuente: el reporte de Pablo Servigne, que se puede descargar en www.greens-efa.eu/nourrir-l-europe-en-temps-de-crise-10570.html). Con la Agricultura tradicional de los Yanomami en el Amazonas: por 1 caloría invertida (útiles: solo la energía muscular, y ningún input) cosechan 19.8 calorías (Fuente: trabajo de Jacques Lizot, in situ de 1968 a 1991, todas la cifras en el sitio de permacultura MORIKIDO, artículo “Agroécologie, nouvel oxymore” (“Agro-ecología, nuevo oxímoron”) de Thierry Sallantin… (O también en http://anarchieverte.ch40s.net/2014/01/les-verts-de-rage/ ).

carros-locos

 

Ecología radical: ¡radicalmente refutar nuestro mundo!

 

Ninguna tregua: ¡todo está para mandar al diablo! (Ver los escritos de Derrick Jensen como “Deep Green Resistance” y “Endgame”, o la película de Frank Lopez: “End Civ”). En esta película también vemos que la ecología radical, significa igualmente; utilizar medios radicales para destruir la civilización. Los ecologistas radicales no son “ositos de peluche”, gente educada, que ponen atención en no utilizar más que los medios de acción “exquisitos y distinguidos (NdT: “pijas”, “fresas”)” dignos de su buena educación, refinada, pulida. ¡NO!, ¡los ecologistas radicales son gente peligrosa!. A los ricos, los patrones, los empresarios y a los políticos les conviene levantar barricadas. En 1789, no retrocedimos frente a nada para que los aristócratas devolvieran la garganta. Hoy, es el turno de todos los contaminadores, manipuladores publicitarios e inversionistas, de morir de miedo.

003f0abfa995891c87c2743d79e1d3b0

 

¡Porque los radicales están arribando!

Los de la peor especie: ¡los ecologistas!

 

En efecto, la ecología, es el replanteamiento total del delirio engreído pluri-milenario de los occidentales. Es el fin del antropocentrismo y por lo tanto de todas las religiones monoteístas, el regreso a las visiones del mundo biocentristas, las que impulsan a vivir en paz con nuestras hermanas las plantas y nuestros hermanos los animales, porque no hay justicia más que cuando todas las especies vivientes compartan la biosfera de forma equitativa. ¡Los humanos no tienen que ocupar todo el espacio!. Actualmente, entre las 5.000 especies de mamíferos, una sola representa el 90% del peso de la biomasa de todos los mamíferos: ¡la especie humana, agregando a eso el peso de los animales de sus criaderos!. ¡Las otras 4.999 especies deben contentarse del 10% del peso de la biomasa restante!. ¡Escandaloso e injusto! (Fuente: Valérie Chansigaud 2013, “L’homme et la nature, une histoire mouvementée” éditions Delachaux-Niestlé (“El hombre y la naturaleza, una historia agitada”, ediciones Delachaux-Niestlé).

2016-03-29_230159

¿Crisis? No, no es una crisis: vivimos la fase final de la agonía terminal.

Entre el 2020 y el 2060, habrá MILLONES de muertos con el fin de los recursos energéticos, la multiplicación de los accidentes nucleares (la radioactividad ya ha matado 63.200.000 personas desde 1945 : según el reporte del C.E.R.I Comité Europeo sobre Riesgos de Radiación, Chris Busby y Alexei Yablokov, traducción de Paul Lannoye de las ediciones Frison-Roche 2004), el fin de los recursos mineros, la multiplicación de los cánceres y otras enfermedades crónicas causadas por los productos químicos y las ondas electromagnéticas (leer “Toxique Planète” (“Planeta toxico”) ediciones Seuil 2013), de André Cicolella, de la red “santé- environnement” (“Salud – medio ambiente”). Millones de muertos: el índice de mortalidad será cada día 150 veces más elevado que durante la segunda guerra mundial […] Migraciones masivas de poblaciones, con los primeros efectos nocivos del cambio climático, engendraran crispaciones racistas de pueblos que se sentirán invadidos, les seguirán guerras civiles, guerras ínter-estatistas, hambrunas, epidemias mucho más graves que la de la Peste Negra de mediados del siglo XIV…

¡Nunca seremos “9 millones en el 2050”!

Esta dramática caída en la población se va ralentizar pera los años 2070 y finalmente los humanos solo serán 1 millón en el 2100, como lo indican las escalofriantes curvas del demógrafo Paul Chefurka que nos muestran la constante paralela desde hace 300 años entre la curva de los recursos energéticos (cuyo derrumbamiento es inminente, sobre todo del petróleo) y la curva de población, que muestra : courtfool.info/es : “energía y población mundial” . Chris Clugston (sqswans.weekly.com/peak-nnr-chris-clugston.html) llega al mismo resultado, pero la página 228 « Requiem… », Presses de Sciences Po 2013, donde Clive Hamilton dice que sólo quedaran “algunos cientos de millones de sobrevivientes en el plazo de un siglo o dos”.

Tanto como decir que nosotros, que nos reunimos “sensatamente” para discutir de la ecología radical, no necesitamos escondernos: ¡la mayoría de nosotros, vamos a morir de muerte violenta y será todavía peor para nuestros hijos!. ¡Sobre todo si continuamos a vivir en el seno de las sociedades industriales y de las zonas sobrepobladas!

¿Que hay que hacer cuando el Titanic se hunde?

 
En todo caso, no quedarse adentro. Y ni tiempo para jugar al boy-scout católico de la gentil “transición”: ¡Es un cambio radical, se trata de algo brusco!

Pero como en el momento del naufragio, hasta el último minuto la gente continuó a preferir la distracción: ¡se tocaban bellas piezas musicales en los salones del Titanic!. De la misma manera que aquí, la gente se exita primero por abalanzarse hacia la estación de tren parisina Saint Lazare, porque escucharon que ahí tenía lugar ¡la apertura de un Burger King!

Bertrand Meheust tiene razón: ¡El ambiente no es de revolución! Leer sus dos últimos libros:

« Politique de l’oxymore (Política del oxímoron) » y « Nostalgie de l’Occupation (Nostalgia de la ocupación) ». La gente está definitivamente cretinizada, imbecilizada por la sociedad de consumo. Fruslería hablar de democracia: desde el principio de los años 1920, la dictadura de la mercancía se instalaba con Lippmann y Bernays (leer “Propaganda”)… y los marxistas ni vieron venir nada. Normal, porque estaban como los capitalistas, ¡hipnotizados por la vida moderna! Ya en su tiempo, Marx defendía los modernos Estados Unidos contra los Mexicanos “atrasados”, porque sólo juraba por la “mega industria” y estaba del lado de los ingleses contra los “primitivos” de los indios que se revoltaban contra la penetración europea … De ahí mi anti-comunismo al igual que mi anti-capitalismo…

Thierry, que ha frecuentado en varios países de Europa a los anarquistas que se definen como “anti-civ” (contra la civilización): en reuniones anuales en Inglaterra, Cataluña y Suecia entre otros. Ahí aprendemos diferentes técnicas de sabotaje y también de saberes y experiencias prácticas de la vida en total libertad en la naturaleza, en un estilo paleolítico como podemos ver en : www.youtube.com/watch ?v=NgMS73kGEcs o www.lynxvilden.com, documental « Lynx, une femme hors du temps » (« Lynx, una mujer fuera de tiempo »), sobre el mismo tema el libro de Eric Valli « Rencontres hors du temps » (“Encuentros fuera de tiempo”), ed. La Martinière (Ediciones La Martinière): el entrevisto, entre las ya 1 millón de personas en América del Norte que hicieron secesión,  desertaron radicalmente el sistema para vivir al fin realmente de manera humana y armoniosa. Para dar un ejemplo en Francia, leer el testimonio « Mon enfance sauvage (Mi infancia salvaje) », de Djala Maria Longa (pronto también en Glénat, publicara « Terre courage (Tierra valentía) »). Se trata de sus 6.000 personas que viven entre Foix y Saint Girons en Ariège, los primeros llegados después de Mayo de 1968 y algunos de sus hijos como Djala fueron entrevistados por la televisión de France-Culture en la emisión « Les pieds sur terre (Los pies sobre la tierra) », emisión del 20 y 21 de noviembre del 2013 cuya repetición puede verse en : www.franceculture/emission-les-pieds-sur-terre-enfances-sauvages-12–2013–11–20, segunda parte : … –12–2013–11–21 et www.gens-des-bois.org . Tantos testimonio de ambos lados del Atlántico para brindar una idea con el fin de salir de la sociedad de consumo, ya que « consumir, es ser… forzado a ser…idiota »! Es urgente irse de las ciudades porque vivir ahí la vida, es perder su vida en ganarla trabajando: ¡uno debe vivir sus sueños en lugar de soñar su vida viviendo perezosamente en la ciudad!. ¿Pero irse a dónde?

11692682656_f410f46f78_b-1

Creemos por doquier las Z.A.D., (zones d’autonomie définitive o “zonas de autonomía definitiva”)tribus para volver al salvajismo, rebeldes a la civilización, constituir en primer lugar grupos de ” vuelta al hombre feliz “, enseguida conseguir los medios para salir definitivamente de la sociedad industrial : instalarse en grupos, sin jerarquías, ahí donde la naturaleza es todavía libre, marchando poco a poco a la vida cada vez mas autónoma, auto-suficiente, primeramente a nivel de la alimentación. Y después a todos los otros campos: reapropiarse de los saberes y experiencias para fabricar todo localmente, con arte y amor, un himno a la belleza del  « hecho a mano ». Bonito modo de vida a huella ecológica cero. Coherencia con la voluntad de integrarse armoniosamente en el ecosistema local, o sea, dejando todo el espacio del que necesitan las otras especies vegetales y animales: diversidad máxima cohabitando con la máxima etnodiversidad. Entre las posibilidades de « tierras a liberar » como contaban los anarquistas naturalistas en 1900, existe un departamento en Francia cuyo sur está recubierto de bosques y del tamaño de Portugal, un espacio inhabitado y garantizado sin contaminación de 2 hectáreas, donde el Estado, por decreto en Abril de 1987, acordó derechos de uso colectivo en su bosque patrimonial : los ocupantes (okupas) tienen el derecho de quedarse gratuitamente en el bosque bajo 2 condiciones : 1° vivir en grupo ; 2° vivir en auto-subsistencia tradicional, solamente con los recursos del bosque : pesca, caza, recolección y jardinería a pequeña escala en los claros que preve el bosque, hablo de semi-nomadismo. ¡Que mejor para los… ecologistas radicales!. Inútil comprar la tierra: ¡crédito hipotecario gratuito!. ¡Suficiente espacio para una centena de aldeas de rebeldes y artistas de la vida bella!


Traducción : Santiago Perales.

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Cancel Laisser un commentaire